lunes, 8 de mayo de 2017

Juegos deportivos de invasión y tríadas

La semana pasada terminamos las clases prácticas con la última sesión de juegos de invasión y la sesión impartida por el profesor invitado Roberto Sánchez que nos enseñó el juego de las tríadas de bate y campo. A continuación, podéis aportar cualquier opinión o reflexión respecto a estas sesiones (principios tácticos, modificaciones que se pueden hacer en este tipo de juego, relaciones de colaboración-oposición que se dan…).


10 comentarios:

  1. Durante la última clase práctica acabamos de terminar de ver los juegos de oposición y el profesor Roberto Sánchez nos explicó un nuevo juego: las tríadas de bate y campo.
    Se trataba de una actividad en la que se formaban tres equipos independientes; cuyo objetivo era lograr 5 puntos que se podían conseguir o bien consiguiendo carreras (dar una vuelta completa por todas las bases), o bien siendo el equipo receptor y eliminar a uno de los grupos exteriores.
    Particularmente este tipo de juego me llamó mucho la atención, puesto que era una triada peculiar que hasta el momento creo que la mayoría de nosotros no había conocido ni practicado anteriormente.
    La complejidad del juego y el hecho de que fuera la primera vez que lo practicábamos dificultó su comprensión durante una parte de la sesión, pero a medida que avanzaba la práctica y gracias a las indicaciones del profesor pudimos entender cuales eran las pautas que debíamos de seguir para lograr los objetivos del juego.
    Como aspectos a destacar del juego, la distribución de las postas promovía la adaptación de los alumnos, ya que en cada una de ellas se debía golpear el móvil con un instrumento y una parte del cuerpo diferente. Por otro lado se hacia mucho hincapié en que los alumnos debían llevar a cabo estrategias en todo momento para tratar de desconcertar al rival y beneficiarse de la situación y los puntos que acumulaba los dos equipos restantes. Esta característica creo que conlleva numerosos aspectos positivos, pues fomenta la cooperación y el diálogo entre los compañeros del mismo equipo, y dota a la actividad de un componente competitivo que estimula la participación del alumnado.
    Como aspecto negativo, y desde el punto de vista de la experiencia práctica de mi grupo el hecho de que si un equipo ganaba un punto obligará a los otros a volver a su posición inicial provocó continuas quejas, ya que en muchas ocasiones se llevaba a cabo un esfuerzo físico que resultaba totalmente inútil. Por ello creo que este aspecto se podría modificar.
    Finalmente la actuación del profesor resultó de vital importancia para facilitar la comprensión del juego, pero tras conseguir haber conseguido que comprendiéramos la actividad; paraba continuamente la acción para explicar a los grupos aquello que debían hacer, sin promover en gran medida la toma de decisión del propio alumnado. Sin embargo, puede que quizás se debiera a los problemas que habían transcurrido durante la práctica y a que, como él mismo indicó, el terreno de juego era reducido y por ello no se visualizaba en todas las medidas el objetivo del juego.
    Por último, este tipo de juegos son de gran utilidad para trabajar aspectos que no se dan habitualmente en el currículum de la educación física; pero, debido a su complejidad, aunque creo que es adecuado para grupos de una cierta edad, no tendría demasiado sentido en etapas de iniciación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con mi compañero Javier Garcia. Fue una de las practicas más interesantes.
      Nos costó entrar en el juego y entender las estrategias que debíamos utilizar para conseguir la victoria del juego, fue al final de la sesión, como apunta mi compañero, cuando conseguimos pillar el truco y sacar ventaja de las características que nos ofrecía el juego propuesto. Y no hubiera sido posible sin las pistas y consejos que nos iba dando Roberto Sánchez, profesor que nos impartió la clase.
      Así pues, como conclusión quiero recalcar que este tipo de practicas ayudaron al grupo a mejorar la cooperación y el trabajo en equipo, así como un esfuerzo mental por intentar encontrar la estrategia que te ayudara a ganar, ya fuera de forma individual con tu propio equipo o intentado hacer complot con otro equipo para ir contra el tercer equipo.
      Las triadas son muy interesantes y todo el mundo debería jugar alguna vez.

      Eliminar
  2. La práctica de las triadas impartida por Roberto Sánchez, profesor invitado y que explico la combinación de los juegos triada con los juegos de bate y campo fue una de las prácticas más interesantes y a la vez difíciles de jugar. Su juego combinado consistía en 6 "bases" donde habían dos equipos que iban por ellas por tal de conseguir punto y el tercer equipo estaba en el centro del terreno de juego a modo de recogedor de las pelotas que lanzaban los equipos de las bases. La mecánica era que uno de los equipos de fuera golpeaba la pelota con la mano, una raqueta o un bate y corrían hacia las otras bases por tal de dar una vuelta entera y sumar un punto. Mientras, el equipo que estaba al centro, tenia que recoger la pelota rápidamente e ir a una de las bases donde los equipos de fura iban para intentar eliminarlos. Si los eliminaban se intercambiaban las posiciones y el juego se reiniciaba. El primer equipo que llegaba a los 5 puntos ganaba el juego.

    La idea del juego me pareció muy buena, era muy original y nunca había jugado a algo parecido. La dificultad era que teníamos poco tiempo y el juego no acabamos de entenderlo hasta pasado un buen rato. Por su parte, el juego ofrece muchas variantes dependiendo de la posición en la que te encuentres dentro del juego, y es por ello que se puede considerar un juego inteligente, donde en cada turno tienes que pensar que estrategia te conviene para ganar a los otros 2 equipos.

    En resumen, fue una práctica muy divertida, la competitividad ofrece un panorama muy entretenido y la dificultad del juego te hace estar alerta en todo momento. Me gustó mucho.

    ResponderEliminar
  3. En la última sesión, abordamos un juego de lógica paradógica (tríada) impartido por un invitado.
    Cabe destacar el gran interés de éste tipo de juegos que permiten a la vez de conseguir una divertida sesión, provocar en los alumnos: un sentimiento de cooperación, puesto que en el juego los siete miembros del grupo tenían que desplazarse al unísono; capacidad de comunicación, puesto que los siete miembros deben compenetrarse rápidamente para decidir si seguir avanzar, no avanzar, o avanzar dos bases seguidas y elección de estrategia.
    Uno de los aspectos más relevante en los juegos de lógica paradójica de tríada, es la interacción que hay entre los distintos grupos en el momento de juego. Desde un principio cada grupo actúa de forma individual buscando el objetivo común de conseguir puntos, no obstante a medida que el juego avanza, existe un equipo de los tres que consigue obtener más puntos que los otros, entonces aparece un aspecto táctico, la búsqueda de estrategia, en este caso al ser parecido el juego a las bases del béisbol , la estrategia de los dos equipos consistió en lanzar el móvil cerca de la base a la cual se dirigiría el equipo más aventajado consiguiendo así quedar eliminado de la base y restar puntos.
    En conclusión, los juegos de lógica paradójica y en especial los de tríada permiten realizar una sesión donde el objetivo principal, aparte del autotélico es el de conseguir hacer pensar al grupo las estrategias que le puedan llegar a hacer ganar.

    ResponderEliminar
  4. En mi opinión, una de las mejores prácticas realizadas hasta la fecha.
    Se trataba de una actividad ciertamente parecida a las de la práctica de lógica paradójica, pero con similitudes deportivas, en este caso con el beisbol. El juego consistía en la realización de puntos. Quien llegaba a 5, ganaba. Se podían obtener puntos, o bien corriendo y haciendo cada uno lo suyo, o como se vio al final, en caso de pactar con el “enemigo”. Ahí estaba la clave que determinaba al ganador, ya que no solo la victoria dependía de uno mismo, sino que la clave estaba en cómo y con quien negociar, donde ganaba el más ‘listo’.
    Al principio, al ser un juego nuevo para nosotros, sí que nos costó un poco coger las reglas y hacer el juego fluido, por lo que en ese caso no lo veo recomendado para edades tempranas. Pero con la práctica nos enganchó e hizo que el jugáramos con ganas y pasara todo bastante rápido. Mención positiva para Roberto Sánchez que estuvo encima de nosotros y nos ayudó en todo momento a comprender el juego.
    Mencionando los positivo diré que me gusta la idea de incorporar esa paradoja al juego, para que discurramos y veamos las mejores opciones de avance, debiendo barajar multitud de opciones para ver cuál conviene más en cada caso. También positiva la inclusión del golpeo de móviles, donde aparte del componente psicológico, el componente psicomotor también se hace importante a la hora de avanzar para seguir una estrategia u otra. La única ‘pega’ a mencionar la encuentro la ventaja que se obtiene por el hecho de lanzar, no beneficiando a aquel equipo que está a expensas y lleva recorrido un tramo en el que se queda a mitad, sin recibir recompensa por ello de algún tipo.
    En definitiva, una experiencia enriquecedora y un juego que tendré en cuenta en un futuro.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Considerar que la novedad del formato deportivo presentado por Roberto Sánchez encerraba todo lo positivo de la sesión no sería imparcial, aunque por poco. Cierto es que se fomentó el uso del razonamiento. Aún así esté exceso de requerimiento reflexivo, en comparación con el empleado en los deportes hegemónicos, tiene su origen en el desconocimiento de su estructura técnico-táctica, esto es, en lo novedoso.
    Personalmente no considero que pueda ofrecer ni más ni menos que otro deporte, es más se visualizaron conductas que lamentablemente son características comunes. La trampa.
    Permítaseme dudar sobre el valor educativo del deporte y poner en tela de juicio, como tantos otros la bondad de los valores adscritos a su praxis. El artículo adjunto un ejemplo entre “un millón”…..
    Xavier Arranz Albó (2017): Els valors a les escoles de futbol. Una proposta axiològica, Fair Play. Revista de Filosofía, Ética y Derecho del Deporte, vol. 9, 32-58. https://www.upf.edu/revistafairplay/actual/#.WSK6JGjyi70

    ResponderEliminar
  7. En esta sesión vino Roberto Sanchez y nos habló de un nuevo juego que combinaba los juegos de triada y los de invasión. Fue interesante ya que como explicó Roberto, de triada sólo conocemos el juego de perros-gatos-ratones.
    Su juego combinaba los juegos de triada, ya que había tres equipo y era necesaria una ''colaboración'' con el resto de equipos para poder ganar con los juegos de invasión, muy parecido al beisbol.

    Debido a sus características, este juego era muy rico tácticamente, ya que cada situación era diferente, en función de la base en la que estuvieras, del resto de equipos, del material con el tocaba golpear... Se pueden hacer muchas modificaciones en el juego como tipo de lanzamiento, tipo de móvil, espacio, puntuación...

    En la clase vimos que tenía ventaja siempre el equipo que defendía, el que se encontraba en medio, sin embargo Roberto nos explicó que era el más perjudicado, esto quizás sea por la falta de experiencia de los jugadores atacantes. Además el hecho de jugar en la clase, que era un espacio reducido, creo que favorecía al equipo defensor, pese a tener sillas, puertas, mesas y diferente material donde poder lanzar el móvil.

    En estos tipos de juego es necesario un diálogo y comunicación con el resto de equipos, ya que ellos son los que pueden hacerte ganar o perder, surgen alianzas y traiciones.

    Creo que es un juego difícil para la iniciación deportiva o en ámbitos escolares, pero es un juego que a tener en cuenta en un futuro ya que con alguna modificación lo puedes adaptar al deporte que practicas y puede ser un sesión diferente.

    ResponderEliminar
  8. La sesión de la Triada, la cual fue dirigida a la Lógica paradójica me pareció muy interesante, ya que realizamos un juego durante toda la sesión en el que predominaba la cooperación del grupo. También cabe destacar el interés que “despertaba” en los alumnos, ya que era un juego en el que se podía ganar de diferentes maneras. Todo ello conllevaba a una estrategia marcada por cada uno de los grupos, en conseguir puntos de diferentes maneras con el fin de ganar, ya sea de manera individual del grupo o mediante alianzas con otros grupos para “fastidiar” a otro grupo y conseguir que no avancen en su puntuación. Todo esto da pie a una gran interacción entre grupos, que por momentos son rivales y, por otros momentos, son aliados.
    Mi conclusión es que los juegos de lógica paradójica y, en especial los de Triada, son muy interesantes a la hora de practicarlos en clase para ver cómo se desenvuelven, qué estrategias plantean y que cosas son capaces de realizar los grupos, ya sea interaccionando con otros o no, con el fin de ganar.

    ResponderEliminar
  9. En mi opinión, esta sesión de triadas, de lógica paradójica, fue una de las mejores prácticas realizadas en esta asignatura, ya que aparte de ser una gran forma de jugar, semejante al béisbol, debíamos de pensar cual era la opción que más nos convenía al equipo para conseguir puntos y ganar a los otros dos equipos. El juego consistía en dividirnos en tres equipos y el equipo que conseguía 5 puntos era el ganador. Los puntos se podían conseguir, pasando por todas las bases hasta llegar a la de inicio; pillando al equipo que corría por delante de nosotros; o eliminando a un equipo antes de que llegara a una base, haciendo llegar la pelota a esta antes que el último corredor de este equipo. Aparte de esto, se podía pactar con uno de los equipos para evitar que el equipo que fuese ganando en ese momento consiguiera un punto y se distanciara de los otros dos, por lo que la estrategia en este juego también tiene un papel fundamental.
    Al principio, nos costó adaptarnos a las reglas de este juego, ya que nunca lo habíamos practicado, pero con la propia experiencia que íbamos adquiriendo en la práctica y con los consejos que nos iba proporcionando el profesor para que mi equipo intentara ganar, empezó a ser más fluido el juego ya que sabíamos que era lo que más nos convenía.
    Por tanto, me parece una práctica muy útil para la mayoría de las edades, excepto para niños ya que no creo que consigan adaptarse a estar reglas y les costará mucho hacer fluido el juego.

    ResponderEliminar